El dron que es capaz de captar la contaminación en las cimas de los Andes fui desarrollado en Peru por iniciativa de una estudiante peruana , después de su participación en el prestigioso post grado de Singularity University, en Silicon Valley, California. Al terminar su beca, Monica Abarca, presento su thesis sobre este ambicioso proyecto con la asesoría de los profesores Francisco Cuéllar y Carlos Saito.

Nacido en las aulas de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), el dron está desarrollado para funcionar allí donde otros prototipos convencionales no son fiables: a 5.000 metros de altura puede volar más de veinte minutos gracias a unas baterías cuya vida no se reduce por el intenso frío, dijo a Efe el profesor Francisco Cuéllar, uno de sus creadores.

El dron es capaz de cargar hasta dos kilos y está equipada con sensores que miden gases como el dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, monóxido de carbono, ácido sulfhídrico y ozono, además de partículas de polvo.  También cuenta con un software que analiza los datos obtenidos por los sensores y permite crear mapas de contaminación.

Una de las primeras misiones del dron fue a 4.200 metros de altura, cuando fue requerido por la minera Yanacocha, la mayor productora de oro en Sudamérica, ubicada en la región de Cajamarca, en el norte de Perú, para medir la contaminación ambiental del aire.

El prototipo sobrevoló también a unos 5.100 metros de altura el glaciar Suyu Parina, ubicado en la región de Cuzco, en la sierra sur de Perú, con el objetivo de medir el retroceso del glaciar por medio de una cámara implementada en el dron.

Ahora, los investigadores trabajan sobre un nuevo desafío de altura que afronta la aeronave y  buscan elaborar diseños más accesibles y portátiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.