Durante la celebración de una boda, un drone sobrevuela a los asistentes para tener otro punto de vista pero la fiesta se convierte en desastre y casi en tragedia cuando se sueltan globos que alcanzan el aparato y éste cae sobre los presentes. Es otro incidente de drones.

Los drones se han puesto de moda, pero hay que utilizarlos tal y como dice la ley.  En España desde que la ley temporal sobre el uso de drones veo la luz, se han impuesto las primeras multas por utilizarlos de modo ilegal, alcanzando un total de más de 185.000 euros en sanciones. La multa por uso ilegal puede oscilar entre los 300 y los 2.000 mil euros para particulares, y mucho más si se trata de empresas. Si usted es reincidente, desoye las advertencias o pone en peligro la integridad de las personas, la multa puede llegar hasta los 225.000 euros.

Para evitar una multa por mal uso de drones, primero hay que saber volar el aparato, no superar los 120 metros de altura, no volar en zonas urbanas o sobre aglomeraciones de personas, evitar hacerlo de noche y no hacerlo en zonas cercanas a aeropuertos. Incumplir alguna de estos consejos es suficiente para ser sancionado. El piloto responderá, además, de los daños que pueda causar. Si es empresa la agencia estatal de seguridad aérea exige estar habilitada como operador y disponer del título de piloto para estas aeronaves.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here