Hoy día, los perros guardianes son muy útiles pero tienen sus debilidades, duermen en servicio y les encanta algunas comidas que les puede traicionar. Así la firma de seguridad  japonesa Secom ha encontrado una solución de alta tecnología y poco ordinaria: sustituir a los perros con drones.

El nuevo drone Secom veo la luz el pasado 11 de diciembre y  cuesta ¥ 800,000 ($ 6,620) por adelantado, más ¥ 5,000 ($ 41) por mes. Está diseñado para ser utilizado en las grandes fábricas y grandes sitios comerciales.

El avión no tripulado está montado en una estación de carga y está vinculada a un sistema de detección que detecta el movimiento. Cuando hay actividad sospechosa, el drone volara para  investigar, transmitiendo un video en vivo a un equipo de seguridad humana. También tiene con una luz LED para ayudar a obtener una imagen más clara de los sospechosos, de acuerdo con informes del dispositivo de IDG News Service.

Por desgracia, es poco probable que el drone Secom puede perseguir a ladrones en fuga, ya que sólo puede volar a 10 kilómetros por hora (6 mph) . Pero por lo menos, es capaz de seguir intrusos sospechosos y obtener imágenes más detalladas de su cara y ropa.

«No va a salir de las instalaciones, pero grabará las imágenes de los intrusos que salen», dijo el portavoz de Secom Akihiko Takeuchi en una conferencia de aviones no tripulados en Makuhari las afueras de Tokio en mayo.

Secom ha estado trabajando en el producto desde 2012, de acuerdo con Japan Times, pero ha retrasado el lanzamiento ya que el país se ha adaptado sus leyes a los riesgos derivados de los drones. En abril de este año, un avión no tripulado que lleva trazas de cesio radiactivo voló sobre el techo de la oficina del primer ministro, Shinzo Abe.

   

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.