Parrot lanza un mini sensor multiespectral de alta tecnología, que se adapta a cualquier dron civil, con este equipo se podrá estimar el rendimiento del cultivo de un campo a través del procesamiento y la utilización de índices agronómicos.

Este mini sensor es capaz de tomar imágenes del crecimiento de los cultivos en ambos espectros, el visible y el invisible, graba imágenes de las cosechas en cuatro canales espectrales diferentes: rojo, verde, rojo e infrarrojo cercano, según un comunicado facilitado por la organización.

Sin título
Parrot Sequoia “mini sensor multiespectral”

“Capturar lo invisible” es el lema. Sequoia permite tomar imágenes infrarrojas que recogen datos sobre el crecimiento del cultivo. De este modo, es posible identificar las áreas que les falta  nutrientes y que requieren especial atención, controlar el estrés o estimar el rendimiento de la plantación mediante el procesamiento y análisis de grandes volúmenes de datos.

Para alzar el vuelo, Sequoia incorpora una cámara de 16 megapíxeles, además de los cuatro sensores multiespectrales. También cuenta con un sensor solar que calibra a los restantes. Su capacidad es de 64 GB y contiene un sistema de GPS.

El fundador y director general de Parrot, Henri Seydoux, aseguró que “hemos desarrollado Sequoia con la intención de ofrecer a la agricultura mundial una precisa solución multiespectral que es tecnológicamente avanzada y compatible con alas fijas y multi-rotatorias disponibles para los drones del mercado”.

Hoy son varios los sectores de la industria, que se sirven de la tecnología de los drones.

Este es el turno de la agricultura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.